Mérida, Yucatán, 24 de febrero de 2014

Los adquirentes de bienes inmuebles podrán utilizar la escritura pública como comprobante fiscal

Hasta el 31 de diciembre de 2013, el Código Fiscal de la Federación (CFF) y la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) permitían a los adquirentes de bienes inmuebles utilizar la escritura pública como comprobante fiscal.

Dada la eliminación en 2014, del artículo 29-B del CFF desaparecen las formas alternativas de comprobación como lo era la escritura pública ocasionando con esto la indispensabilidad de un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) para la deducción y acreditamiento en este tipo de operaciones.

A través de una nueva regla se establece que le CFDI con el que el contribuyente podrá deducir y/o acreditar en el caso de operaciones de adquisición de inmuebles deberá ser expedido por el notario público ante quien se celebró la operación junto con la contraprestación por los servicios que ha prestado al contribuyente.

Este CFDI permitirá que los adquirentes de bienes inmuebles comprueben el costo de adquisición para efectos de deducción y acreditamiento, siempre y cuando los notarios incorporen a esos comprobantes fiscales el complemento que para este efecto publique el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en su portal de Internet.

La mencionada regla se transcribe a continuación:

Para los efectos de los artículos 29 y 29-A del CFF, en las operaciones traslativas de dominio de bienes inmuebles que se celebren ante notarios públicos, los adquirentes de dichos bienes podrán comprobar el costo de adquisición para efectos de deducción y acreditamiento, con el CFDI que dichos notarios expidan por los ingresos que perciban, siempre y cuando los notarios incorporen a dichos comprobantes el complemento que al efecto publique el SAT en su página de Internet.

Cuando no se proporcione la información de cualquiera de los datos requeridos en el complemento, los adquirentes no podrán deducir o acreditar el costo del bien con base en el CFDI que el notario expida.

Es importante hacer notar que a la fecha este complemento aún no ha sido publicado, motivo por el cual los notarios públicos no están en capacidad material de emitir CFDI por las contraprestaciones que reciben con la información adicional relativa a la adquisión del inmueble de que se trate. Esto deja al contribuyente ante la imposibilidad de deducir o acreditar ya que la escritura pública en sí misma ya no es comprobante fiscal desde el 1 de enero de 2014.

Sin embargo, la autoridad en el cuarto anteproyecto de la Primera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014, en su artículo Décimo Segundo Transitorio establece que a partir del 1 de enero de 2014 y hasta el 31 de marzo del mismo año se podrá continuar utilizando la facilidad de comprobar la adquisición de bienes inmuebles a través de la escritura pública que expida el notario ante el que se ha celebrado la operación.

El mencionado artículo transitorio que aún está pendiente de publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) , se transcribe a continuación:

Para los efectos del artículo 29, primer y último párrafos del CFF, los adquirentes de bienes inmuebles a que se refiere la regla I.2.7.1.25., durante el periodo comprendido del 1 de enero al 31 de marzo de 2014, podrán comprobar para efectos de deducción y acreditamiento, el costo de adquisición de dichos inmuebles, con la escritura pública que expida el notario, en donde conste dicho costo, en lugar de usar el CFDI y complemento a que se refiere la mencionada regla.

En conclusión, durante los tres meses del inicio de 2014 los adquirentes de bienes inmuebles podrán continuar utilizando la escritura pública como comprobante fiscal.

En caso de requerir ampliación, aclaración o consultoría en esta materia nos ponemos a sus amables órdenes y le agradecemos comunicarse a nuestras oficinas.

Atentamente

Echeverría Castellanos Contadores Públicos, S.C.P.